KABUL (AP) — Los afganos lloraban el jueves la pérdida de familiares, amigos y compañeros en una potente explosión provocada por un camión bomba la víspera en Kabul. Al menos 90 personas murieron y 450 resultaron heridas en uno de los peores ataques extremistas en la capital desde la retirada de las fuerzas extranjeras en 2014.

Decenas de personas esperaban en hospitales a tener noticias sobre el estado de sus parientes o conocidos heridos en el ataque.

El conductor manejó el camión hasta la protegida zona diplomática de Kabul durante la hora punta de la mañana, y provocó un caos de sangre y destrucción. La mayoría de las víctimas eran civiles, incluyendo mujeres y niños, aunque también guardas de seguridad afganos.

Ningún grupo se atribuyó la autoría del ataque.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.