LA PAZ (AP) — El gobierno boliviano convocó por segunda vez al cónsul de Chile en La Paz, Manuel Hinojosa, para que explique por qué rechazaron nuevamente las visas que permitirían que autoridades de Bolivia viajen a su país a gestionar la libertad de dos militares y siete funcionarios aduaneros detenidos hace dos meses por la policía chilena.

La reunión se llevó a cabo el jueves entre Hinojosa, la vicecanciller Guadalupe Palomeque y la viceministra de Gestión Consular, Carmen Almendras. No hubo declaraciones a la prensa, según informó la Cancillería.

El nuevo cuestionamiento a Hinojosa se derivó del reciente rechazo de una visa chilena para el ministro de Justicia de Bolivia, Héctor Arce, quien estuvo la semana pasada en Chile para visitar a los detenidos pero tenía intención de volver. “Esto es un nuevo atropello”, declaró Arce a periodistas el miércoles.

Medios de comunicación bolivianos retomaron el jueves algunas declaraciones de la prensa de Chile, en las que el agente chileno ante la Corte en La Haya, Gabriel Gaspar, explicó que durante la estadía de Arce en Chile “se dedicó a denostar a las instituciones chilenas, al canciller y a la Presidenta de la República”.

“Nos llamó delirantes e infames”, agregó Gaspar.

Poco antes de la reunión de hoy, la cancillería boliviana emitió un comunicado de prensa en el que consideró que la actitud del gobierno chileno “no contribuye a restablecer los lazos de solidaridad y hermandad que deben prevalecer entre los pueblos de Bolivia y Chile”.

En agosto de 2016, el gobierno de la presidenta chilena Michelle Bachelet puso fin al acuerdo suscrito con Bolivia que beneficiaba a autoridades bolivianas al no exigirles visa diplomática para ingresar a territorio chileno. La mandataria tomó esta decisión después de que el canciller boliviano David Choquehuanca viajara a su país sin aviso.

El 19 de marzo pasado, la justicia chilena ordenó prisión preventiva para los nueves detenidos por 120 días. Se les acusa de robo y porte ilegal de armas en su territorio, pero según las autoridades bolivianas, éstos repelían a contrabandistas que ingresaban desde Chile cuando fueron interceptados por policías chilenos dentro de territorio boliviano. El incidente elevó la tensión entre los dos países, que mantienen un litigio ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya por la demanda de Bolivia de una salida soberana al mar.

El 28 de marzo pasado le fue negada la visa de ingreso al ministro de Defensa, Reymi Ferreira. En mayo, la misma determinación llegó para los presidentes de la cámara de senadores y diputados, José Alberto Gonzales y Gabriela Montaño, respectivamente, y el Inspector General del Ejército, general Williams Kaliman.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.