SAO PAULO (AP) — La asociación de investigadores de la policía federal de Brasil se dijo preocupada sobre cómo el nuevo ministro de Justicia manejará las investigaciones anticorrupción.

El presidente brasileño Michel Temer designó el domingo como ministro de Justicia a su amigo Torquato Jardim, que ha criticado la vasta pesquisa anticorrupción. El nombramiento coloca a Jardim en control de la policía federal.

El gremio de policías federales agregó en una declaración que el nombramiento de Jardim fue sorprendente y que trae incertidumbre en momentos en que el propio Temer está bajo investigación por corrupción y presunta obstrucción de la justicia. El impopular presidente ha visto su respaldo en el Congreso reducirse mientras crecen las presiones para que renuncie.

Jardim es el tercer ministro de justicia en Brasil en un año. Ha criticado las investigaciones, redadas y estrategias de la policía federal, incluyendo acuerdos como el que pudiera costar la presidencia a Temer.

El ministro previo, Osmar Serraglio, que fue criticado también por la asociación, había estado bajo presiones para renunciar tras ser vinculado a una pesquisa de corrupción en el negocio de la carne.

“Los investigadores de la policía federal se sintieron sorprendidos por la noticia de la substitución porque no están al tanto de las ideas de Torquato Jardim para esa posición en el gabinete”, dijo la asociación en una declaración el domingo por la noche. “Es natural que cualquier cambio en el comando del Departamento de Justicia cree preocupaciones e incertidumbre sobre la posibilidad de interferencia en el trabajo de la policía federal”.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.