PELMADULLA, Sri Lanka (AP) — Varios soldados en Sri Lanka llevaban el lunes a la policía un cadáver envuelto en una lona para su identificación mientras otros militares excavaban en pilas de lodo para desenterrar una motocicleta, algunos muebles y ropa, las únicas señales de ocho casas que había en la colina Kiribathgala hace apenas unos días.

El lunes, los helicópteros buscaban a gente abandonada, cuatro días después de que las lluvias causaran inundaciones y deslaves dejando al menos 169 muertos y 102 desparecidos.

Las lluvias hicieron que se colapsara parte de la colina Kiribathgala, sepultando a las casas y a sus 18 habitantes bajo rocas enormes, lodo y árboles de coco. Los soldados han recuperado 15 cadáveres, incluso los de dos mujeres y de un menor el lunes.

La colina en el distrito de Ratnapura, conocido por sus gemas y piedras preciosas, está 120 kilómetros (75 millas) al suroeste de la capital, Colombo. La mayoría de los habitantes se ganan la vida vendiendo té o especias, o trabajando en las minas cercanas.

Debido a que se prevé que el lunes siga lloviendo, los socorristas se apresuraron a evacuar a gente de las zonas más vulnerables. Más de 75.000 personas se han refugiado en 337 campamentos establecidos en el sur y el occidente del país.

Un helicóptero de la fuerza aérea que estaba en una misión de ayuda chocó cerca del pueblo de Baddegama, en el sur el lunes. Todas las 11 personas a bordo resultaron ilesas. Poco antes, un socorrista cayó y murió cuando trataba de rescatar a una persona desde el aire.

Botes del ejército recorrían villas con calles anegadas, mientras que algunas víctimas caminaban entre aguas salobres hasta camiones del ejército que llevaban suministros de ayuda.

“Estamos desplazados y no tenemos dónde ir”, dijo Rathana Kumari, quien huyó junto con su familia de su casa inundada y se refugió en el Southern Expressway, una autopista principal que vincula a Colombo con las ciudades de Matara y Galle.

“Ahora estamos extremadamente desamparados con nuestros pequeños niños… Hoy, no comimos nada”, agregó Kumari.

Los soldados aprovecharon que dejó de llover el domingo para limpiar carreteras que van a zonas afectadas, dijo el mayor general Sudantha Ranasinghe, quien dirige la misión de búsqueda y rescate.

Se han enviado equipos médicos especiales a las zonas afectadas, así como medicinas por aire a hospitales en zonas que quedaron incomunicadas, dijo el ministro de Salud, el doctor Rajitha Senarathna.

La ONU informó que donará tabletas para purificar agua, tiendas de campaña y otros suministros para los desplazados. India envió dos barcos con ayuda y personal médico, mientras que Pakistán y Estados Unidos también prometieron enviar ayuda.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.