WASHINGTON (AP) — Los cancilleres de la mayoría de los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reúnen el miércoles por primera vez para analizar posibles salidas a la crisis en Venezuela, que ha visto dos meses de protestas casi diarias de la oposición contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

En la sesión extraordinaria, que llevó al gobierno del presidente Nicolás Maduro a anunciar su retiro del organismo, se tiene prevista la participación de 18 cancilleres. La OEA reconoce 35 países miembros, aunque Cuba no se considera parte ni participa en el organismo.

Aunque los ojos están puestos en la sede de la OEA, en Washington, en Venezuela la oposición tiene previsto marchar en varias ciudades del país sudamericano, mientras que el oficialismo convocó a una movilización “antiimperialista” en el centro de Caracas en protesta contra el organismo hemisférico.

Las más recientes manifestaciones opositoras iniciaron en marzo y han dejado al menos 60 muertos, más de 1.110 heridos y varios centenares de detenidos.

En la reunión en la sede de la OEA, los cancilleres debatirán sobre un proyecto de declaración presentado por Guyana a nombre del bloque caribeño Caricom en el que se solicita al gobierno venezolano que reconsidere su decisión de retirarse de la OEA.

Caracas inició el mes pasado un trámite de dos años para abandonar el organismo alegando que esta reunión de los cancilleres representaba una intromisión inaceptable en sus asuntos internos.

El proyecto de Guyana también llama al cese inmediato de la violencia, la adopción de “planes concretos” para restaurar la paz y que el gobierno y la oposición venezolanos se comprometan a un renovado proceso de diálogo.

Otros dos proyectos menos moderados -uno de Antigua y Barbuda y otro presentado en conjunto por Perú, Canadá, Estados Unidos, México y Panamá- solicitan a Maduro que desista de sus planes de celebrar una Asamblea Nacional Constituyente para reformar la carta magna, libere a los presos políticos, elabore un calendario electoral y acepte asistencia humanitaria internacional, tal como reclama la oposición venezolana.

La adopción de una declaración sería el pronunciamiento más categórico hasta el momento de los cancilleres americanos sobre Venezuela, pero sus consecuencias directas sobre la crisis en ese país son inciertas.

En Venezuela los opositores marcharán hacia la cancillería, en el centro de Caracas, para llamar la atención de la comunidad internacional sobre la compleja situación que enfrenta el país.

“Tenemos que mostrarle al mundo que es la mayoría del país la que quiere un cambio democrático”, afirmó la noche del martes el dirigente y excandidato presidencial Henrique Capriles al exhortar a los opositores a salir a las calles.

Las protestas en Venezuela entraron en el tercer mes sin que se vislumbren posibilidades de acercamiento entre la oposición y el gobierno que sigue adelante con el proceso de reforma de la constitución al que sus adversarios consideran un “fraude”.

Horas antes de la reunión de los cancilleres en la OEA, Maduro denunció que su gobierno enfrenta una “campaña mediática” dirigida por corporaciones extranjeras que busca desvirtuar la realidad de Venezuela.

“Tenemos la fuerza moral suficiente para seguir conteniendo a los violentos, derrotando al fascismo”, dijo el gobernante en un encuentro con sus ministros en el palacio presidencial, donde ratificó que seguirá adelante con el proceso constituyente.

———

Fabiola Sánchez reportó en Caracas.

———

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/luisalonsolugo . Sus despachos están disponibles en https://apnews.com/search/luis%20alonso%20lugo

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.