LA HABANA (AP) — A punto de comenzar la temporada de mayor calor en Cuba las autoridades informaron el jueves que desde el año pasado a la fecha se han registrado 1.847 casos de zika.

Medios de prensa oficiales indicaron además que a lo largo de 2016 y lo que ha transcurrido de 2017 no se reportaron casos de chikungunya ni fiebre amarilla, pese a que para esta última enfermedad se mantiene un alerta a pesar de estar erradicada en Cuba. La fiebre amarilla sí ha sido detectada en países con los cuales la isla tiene un fuerte intercambio de personas como Brasil, Angola, República del Congo y Perú.

“Hasta la fecha se acumulan 1.847 casos de zika y aunque se han logrado disminuir los casos de infestación en un 34,2 % todavía existen provincias como La Habana -particularmente en los municipios de Regla y Arroyo Naranjo-, Guantánamo, Cienfuegos y Camagüey con grandes riesgos y tasas de infestación”, dijo la teniente coronel Gloria Gely Martínez, jefa del Departamento de Reducción de Desastres del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

El mosquito Aedes aegypti, responsable de la transmisión de estas enfermedades, está presente en Cuba y en el verano es la temporada en la cual se desarrolla, por lo que el gobierno mantiene un fuerte monitoreo para evitar “focos” de reproducción del animal.

Además de las visitas casa por casa por parte de inspectores estatales se programan fumigaciones.

En cuanto al dengue, la otra enfermedad que suele transmitir este mosquito, las autoridades indicaron que “no se reporta transmisión activa en el país”.

Paralelamente Gely, indicó que “cinco virus respiratorios circulan actualmente en el territorio nacional y que aumentan su incidencia: H1N1, parainfluenza, influenza A, H3N2 y Rinovirus coronavirus”.

Tampoco se reportaron casos de cólera que suelen aparecer con el verano.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.