CARACAS (AP) — La Asamblea Nacional solicitará al Congreso de Estados Unidos que abra una investigación sobre la compra que realizó la banca estadounidense Goldman Sachs de bonos venezolanos por 2.800 millones de dólares al Banco Central de Venezuela.

La mayoría opositora del Congreso aprobó la tarde del martes por unanimidad pedir a sus pares de Estados Unidos que investiguen la adquisición que realizó Goldman Sachs de bonos de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) que pertenecían al Banco Central.

El diputado opositor Ángel Alvarado, integrante de la Comisión de Finanzas, dijo a The Associated Press que es importante que los congresistas estadounidenses investiguen la “connivencia” que mantuvo Goldman Sachs con el Banco Central para adquirir, con un importante descuento, los títulos de deuda.

Alvarado recordó que Washington ha hecho señalamientos sobre violaciones de derechos humanos en Venezuela y ha sancionado algunos altos funcionarios venezolanos por presuntos vínculos con el narcotráfico. Asimismo, y planteó que resultaba “raro” que Goldman Sachs no desconociera la situación y a pesar de ello financiara al gobierno de Nicolás Maduro.

La Asamblea Nacional también acordó abrir una investigación local y evaluar la gestión que cumplió el presidente del Banco Central, Ricardo Sanguino, en la venta de los bonos, que de acuerdo a estimaciones de los opositores le generó al Estado una pérdida patrimonial de 300 millones de dólares.

El presidente del Congreso, diputado Julio Borges, consideró la operación como “moralmente reprobable” y dijo el martes en un comunicado que por más esfuerzos que haga Goldman Sachs “no pueden maquillar” el acuerdo que representa una “inmoralidad” para los venezolanos.

Entre carteles escritos en inglés en los que se leía “Maduro dictador está matando a nuestra gente”, un grupo de manifestantes portando banderas venezolanas realizó una protesta frente a las oficinas de Goldman Sachs en Nueva York en rechazo a la operación.

Goldman Sachs confirmó en un comunicado que hizo la compra de los bonos venezolanos a través de un intermediario en el mercado secundario, y sostuvo que hizo la transacción porque cree que la situación de Venezuela debe mejorar con el tiempo.

Durante una nueva jornada de protestas, varios miles de opositores realizaron este martes una marcha en una avenida del este de la capital que tenía como destino el Ministerio de Relaciones Interiores, en el centro de Caracas. La movilización fue bloqueada por centenares de guardias nacionales y policías.

“Aquí no hay planes de rendirse”, dijo por su parte Maduro al ratificar que no está dispuesto a ceder a las presiones. Los adversarios demandan elecciones generales, la liberación de los presos políticos, la apertura de un canal humanitario y el respeto a la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Maduro dijo el lunes que el diálogo en Venezuela ha sido imposible debido a que el presidente estadounidense Donald Trump lo ha impedido. Asimismo, acusó a Washington de buscar un golpe de Estado.

En tanto, cancilleres de los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunirán el miércoles en Washington para debatir sobre la crisis venezolana. La creciente espiral de violencia ha dejado al menos 60 muertos, más de 1.100 heridos y varios centenares de detenidos.

_______

Fabiola Sánchez está en Twitter como: https://twitter.com/fisanchezn

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.