El tenis no cuenta con un criterio cristalino y expedito para dilucidar el caso particular de Maria Sharapova. ¿Tiene un jugador el derecho o no de recibir invitaciones a torneos si viene de cumplir una suspensión por dopaje y su ranking no le alcanza?

Por ahora, cada torneo debe decidir por su cuenta si invita a un jugador bajo esas circunstancias. Y es así como Sharapova no podrá competir en el Abierto de Francia, luego que la federación de tenis de ese país decidió no incluir a la dos veces campeona en el cuadro debido a que recién acabó de purgar una suspensión de 15 meses.

Muchos creían que Sharapova iba a estar en París — por lo menos en la fase previa e incluso en el cuadro principal, cuya actividad se pone en marcha el 28 de mayo.

La rusa es, después de todo, es la dueña de cinco títulos de Grand Slam, una ex número del mundo y una de las jugadoras más famosas del mundo. Y, después de todo, había vuelto al circuito de la WTY el mes pasado, luego de cumplir con el castigo tras dar positivo por meldonio, una droga que acababa de ser incluida en la lista de sustancias prohibidas en el Abierto de Australia en enero de 2016.

“Ya cumplió con la suspensión y ella puede tomar su sendero hacia nuevos éxitos”, dijo Bernard Giudicelli, el presidente de la federación francesa (FFT). “Pero aunque hay wild card para un regreso de lesión, no la puede haber para un regreso de suspensión por dopaje”.

Ese es un punto de vista. Como Steve Simon, el director ejecutivo de la WTA, resaltó el martes, el torneos tienen la facultad de otorgar wild cards a cualquier jugador que cumpla con las condiciones para competir, y Sharapova entra en esa categoría.

“En lo que yo no estoy de acuerdo es con lo que se sustenta lo de la FFT en su decisión sobre Maria Sharapova. Cumplió con la sanción que se le impuso”, indicó Simon en una declaración enviada por correo electrónico a The Associated Press. “No hay fundamento para que algún miembro del (programa antidopaje del tenis) en castigar a un jugador más allá de las sanciones que se fijaron en el fallo final”.

La WTA no contempla cambio alguno sobre la reglamentación para las invitaciones que se conceden a jugadores que vienen de ser suspendidos.

De momento, el ranking de Sharapova no es suficiente para entrar directamente a los torneos de mayor jerarquía. La rusa de 30 años recibieron wild cards para tres torneos en arcilla: Stuttgart en abril, seguidos por Madrid la semana pasada y luego Roma, donde abandonó el martes por una dolencia durante su partido el martes.

¿Vaya día?

Sharapova no compareció ante la prensa y emitió un comunicado sobre la lesión en el que no mencionó nada sobre la decisión de Rolando Garros. La agencia que le representa también declinó formular comentarios.

Pero Mirjana Lucic-Baroni, su rival el martes en Roma, sí tuvo mucho que decir.

“El hecho que no exista una regla sobre los que han dado positivo en controles de dopaje, y si debe recibir un wild card, si se lo merecen o no, es algo muy extraño”, dijo Lucic-Baroni. “Somos profesionales y debemos contar con eso”.

Pero también enfatizó que estaba de acuerdo con Giudicelli, tachando de “valiente” su decisión debido a la popularidad de Sharapova.

“Si quieres hacer lo correcto, hay que proceder de manera correcta”, declaró Lucic-Baroni. “Si quieres invertir más dinero en controles, luego no puedes premiar a alguien que dio positivo en un control, sin importar que traten de pintarlo de la manera más linda”.

Luego de recibir una suspensión inicial de dos años, Sharapova apeló ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo, que redujo el castigo, al dictaminar que obró “sin culpa significativa” y que no se le debe “considerar como alguien que se dopó en forma deliberada”.

Mejoró su ranking de tal manera que podrá participar en la fase previa del siguiente Grand Slam, Wimbledon.

En cuanto al US Open, el portavoz de la Federación Estadounidense de Tenis Chris Widmaier señaló que es “muy prematuro ponerse a comentar su proceso de wild cards”.

Giudicelli mencionó que acusó “algo de presión” para permitir la presencia de Sharapova en Roland Garros. Pero acabó determinando que “es mi responsabilidad, es mi misión proteger este deporte y sus valores”.

Algún día, quizás, la Federación Internacional de Tenis, la ATP y la WTA deberán dejar en claro cuáles son esos estándares.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.