BOSTON (AP) — Los abogados de un hombre en Massachusetts están buscando que su cliente sea puesto en libertad, alegando que ha sido detenido ilegalmente por los funcionarios federales de inmigración, pero no han logrado encontrar un país al cual deportarlo.

En el centro de la controversia está Sreynuon Lunn, de 32 años, quien nació en un campamento de refugiados tailandeses de padres camboyanos que huían de la organización guerrillera Jmer Rojo. Lunn fue llevado a Estados Unidos cuando apenas tenía siete meses de edad. Se le permitió residir legalmente en el país como refugiado y se le dio el estatus de residente permanente legal.

En octubre, Lunn fue acusado de robo sin arma y permaneció detenido hasta febrero mientras se le buscaba fecha de juicio. Al final los cargos en su contra fueron desestimados, pero el tribunal ordenó que Lunn permaneciera detenido en vista de una _así llamada_ “solicitud de detención” presentada por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés), lo que invalidó un pedido de sus abogados de que fuera liberado. Los agentes de inmigración detuvieron entonces a Lunn.

Normalmente las peticiones de detención piden a las agencias de la ley _federales, estatales, locales y tribales_ que den por lo menos 48 horas de aviso antes de que un individuo sea liberado de una cárcel o que mantengan detenida a la persona por hasta 48 horas después de que normalmente sería liberada.

Los abogados de Lunn alegaron el mes pasado ante la Corte Suprema de Justicia de Massachusetts que la práctica de retener a individuos con base en este tipo de solicitudes viola tanto la Cuarta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos _que prohíbe cateos y confiscaciones no razonables en contra de individuos_ como disposiciones similares en la constitución de Massachusetts.

El caso sigue pendiente.

El lunes, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Massachusetts presentó una petición ante el tribunal federal para el distrito de Massachusetts para que Lunn sea puesto en libertad.

La ACLU dijo que el Departamento de Seguridad Nacional designó a Camboya como el país de origen de Lunn, a pesar de que funcionarios del propio gobierno de Camboya han negado durante nueve años que Lunn sea uno de sus ciudadanos, por lo que se han negado a emitir documentos de viaje a su nombre.

De manera similar, los funcionarios tailandeses han dicho que Lunn no es ciudadano de Tailandia.

“Si el gobierno no puede deportar al señor Lunn, tiene que dejarlo ir”, dijo Matthew Segal, director legal de la ACLU de Massachusetts.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.