BUENOS AIRES (AP) — La elección el jueves del nuevo presidente del fútbol argentino quedó en suspenso tras una irregularidad en la votación entre el actual mandatario Luis Segura y el opositor Marcelo Tinelli, justo el día que recrudeció el escándalo por corrupción en la FIFA.

No había indicios claros si la votación proseguía más tarde, ya que en principio pasó a una pausa, según la televisación en directo de la AFA.

Terminada la votación, los auditores detectaron un voto de más, que se habría producido debido a que un asambleísta que colocó dos boletas en el mismo sobre.

El resultado marcaba un empate 38-38 entre Tinelli y Segura, cuando los votantes habilitados eran 75.

Tras algunos instantes de confusión, Daniel Angelici, presidente de Boca Juniors, sugirió votar a mano alzada, algo que fue rechazado. Jorge Brito, vicepresidente primero de River Plate, pidió pasar a una cuarta pausa dentro de la votación

Tinelli, el animador más exitoso de la televisión local y casi novato en la dirigencia del fútbol, se medía con Segura, quien heredó el trono que dejó la muerte de Julio Grondona hace poco menos de un año y medio.

275 COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.