QUITO (AP) — El Ejército de Liberación Nacional (ELN), segunda guerrilla más importante de Colombia, pidió el miércoles un esfuerzo conjunto con la delegación del gobierno para lograr acuerdos humanitarios que alivien la situación de violencia en los territorios además de garantías para la participación.

En un comunicado difundido en su cuenta de Twitter, el ELN también ratificó “el compromiso y voluntad por construir junto al pueblo una paz estable y duradera” e invitó a los colombianos a trabajar “por una salida dialogada”.

El texto añadió que los delegados de esa organización acuden al segundo encuentro con la renovada esperanza que inspira el reciente encuentro con dirigentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) donde se concluyó que el proceso de paz de ambas organizaciones “mantiene objetivos comunes con caminos diversos pero complementarios”.

Delegados del ELN y las FARC mantuvieron la semana pasada una cita de tres días en La Habana con el objetivo de que las dos guerrillas se retroalimenten de sus experiencias en busca de una salida pacífica al conflicto.

La delegación del gobierno colombiano, en un documento difundido el martes, había señalado su decisión de buscar “acuerdos concretos de desescalamiento (de la confrontación) y de protección de la población civil”, mientras el comandante del ELN, Pablo Beltrán, aseguró: “ojalá podamos pactar un cese bilateral que acompañe estas conversaciones desde el inicio, no al final”.

El martes, previo al inicio de la nueva ronda de diálogos, el ELN y delegados del gobierno colombiano mantuvieron una reunión en la capital ecuatoriana con el presidente Rafael Correa, quien se apresta a entregar el poder en una semana a su amigo y compañero de partido, Lenín Moreno.

La fase pública de diálogos, después de casi cuatro años de negociaciones secretas, se instaló en Quito el 6 de febrero y terminó el 6 de abril, cuando acordaron proteger a la población, disminuir la intensidad del conflicto y desarrollar un trabajo de desminado.

Ecuador es garante del proceso de negociaciones junto con Brasil, Cuba, Chile, Noruega y Venezuela.

El ELN nació en 1965 como un proyecto político antiimperialista inspirado en la revolución cubana y tiene en sus filas a unos 1.500 combatientes, según cifras oficiales.

Como sucedió con las FARC, que negociaron con el gobierno colombiano entre noviembre de 2012 y septiembre de 2016 en La Habana, el diálogo se inició sin cese del fuego y por ello continúan las acciones armadas.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.