MARAWI, Filipinas (AP) — Medio millar de extremistas lucharon en la ciudad de Marawi, en el sur de Filipinas, y tenían un “gran plan” para ocupar la ciudad, dijo el jueves el secretario filipino de Defensa.

Combatientes de varios grupos insurgentes se reunieron en Marawi y tenían planificada la toma de la ciudad, explicó Delfin Lorenzana. Más de una semana de combates dejaron 95 insurgentes muertos, además de al menos 25 soldados y 19 civiles.

Ocho de los extremistas asesinados eran extranjeros, incluyendo chechenos y árabes, agregó.

Según el responsable, entre 50 y 100 rebeldes siguen atrincherados en Marawi. Las autoridades están verificando reportes de que algunos habrían salido en pequeños grupos hacia las localidades que rodean la ciudad.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.