PARÍS (AP) — El hombre que atacó a policías en las inmediaciones de la catedral de Notre Dame, en París, era un experiodista que se estaba doctorando y no era sospechoso de radicalización, según autoridades universitarias y el portavoz del gobierno francés. Durante la agresión gritó: “¡Esto es por Siria!”.

La policía pudo clasificar rápidamente la agresión con martillo del martes como ataque terrorista por “las palabras que dijo”, explicó el vocero Christopher Castaner a la radio RTL.

Un video de vigilancia entregado a The Associated Press el miércoles muestra al hombre que se lanza sobre los agentes en la plaza frente a la Catedral y luego cae herido de bala.

Un agente sufrió heridas leves y el agresor sigue hospitalizado. La policía no dio a conocer su nombre.

Ningún grupo se atribuyó de inmediato la autoría del ataque, pero la policía que registró la vivienda del agresor en las afueras de París encontró una declaración de lealtad al grupo extremista Estado Islámico, según la fiscalía de París.

Una credencial de estudiante mostró que el agresor es un hombre argelino de 40 años.

El rector de la universidad de Lorena, Pierre Mutzenhardt, dijo a la radio France Bleu que el hombre era estudiante en la institución y trabajaba desde 2014 en una tesis doctoral sobre la prensa en el norte de África.

“No había dificultades con él. No se había detectado nada extraño”, dijo el académico.

Su director de tesis, Arnaud Mercier, dijo a la emisora BFM que el sospechoso hablaba sueco, árabe y francés y según su currículum había trabajado como periodista en Suecia y Argelia.

“Creía firmemente en los ideales democráticos, la expresión del libre pensamiento, el periodismo”, dijo Mercier. “Nada, absolutamente nada presagiaba que algún día sería un yihadista que querría matar a un agente de policía en nombre de no sé qué causa”.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.