ROMA (AP) — El papa Francisco inició el sábado una visita pastoral de un día a la ciudad portuaria de Génova, en el norte de Italia, donde se reunirá con trabajadores, pobres y personas sin techo, refugiados y reos.

El pontífice argentino abrió la jornada en ILVA, una fábrica de acero que atraviesa problemas, donde lo esperaban trabajadores equipados con cascos de seguridad. La visita pone el foco en la difícil situación de los trabajadores que han perdido calidad de vida tras años de crisis económica.

Francisco recorrió una gran estancia en la factoría montado en un pequeño auto eléctrico, saludando y estrechando la mano a sus admiradores, muchos de ellos con pequeñas banderas con los colores blanco y amarillo de la bandera pontificia. Los asistentes tomaron fotografías con sus celulares y corearon “¡Viva el papa!”.

Más tarde, el papa se reunirá con pobres y sin techo además de con refugiados y presos.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.