TEHERÁN, Irán (AP) — Las autoridades iraníes detuvieron a ocho sospechosos de respaldar los ataques que causaron 17 muertos en Teherán esta semana, dijo el sábado la agencia de noticias estatal. El grupo extremista Estado Islámico se atribuyó la autoría de las acciones contra el parlamento de Irán y el mausoleo del ayatolá Ruhollah Jomeini.

La información recoge declaraciones de Ahmad Fazelian, responsable de Justicia de la provincia de Alborz, al oeste de la capital, diciendo: “Estos agentes que eran partidarios de los dos grupos terroristas y tenían plena coordinación con ellos, fueron arrestados y entregados a las autoridades judiciales y de seguridad de Teherán”.

Por otra parte, el jefe de la policía iraní, el general Hossein Ashtari, dijo que varias personas vinculadas a los agresores fueron detenidas en las inmediaciones de la capital.

Dos guardas, 10 miembros del gobierno y cinco civiles perdieron la vida en los ataques simultáneos contra el parlamento y el mausoleo de Jomeini, el fallecido fundador de la República Islámica. El Ministerio del Interior elevó el número de heridos a 52 personas.

Las autoridades iraníes dijeron el jueves, un día después del ataque, que los asaltantes eran ciudadanos del país y anunciaron la detención de seis personas, entre las que había una mujer.

El viernes, el Ministerio de Inteligencia anunció el arresto de 41 sospechosos en la capital y en provincias kurdas occidentales, y señaló que se trataba de “elementos del grupo Wahhabi EI” que estaban implicados en operaciones, comunicaciones y logística de la célula local del grupo EI.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.