JERUSALÉN (AP) — Centenares de prisioneros palestinos concluyeron el sábado una huelga de hambre de 40 días en el inicio del mes sagrado de Ramadán, tras llegar a un acuerdo con Israel para más visitas familiares, dijeron funcionarios israelíes y palestinos.

La portavoz del servicio de prisiones Nicole Englander dijo que los reclusos declararon el fin del ayuno el sábado por la mañana. Dijo que eso se produjo luego que Israel llegó a un acuerdo con la Autoridad Palestina y la Cruz Roja para que los prisioneros reciban una segunda visita familiar cada mes.

Centenares de prisioneros mantuvieron la huelga de hambre, que ellos dijeron era por mejores condiciones en las prisiones.

El ayuno se había convertido en una de las protestas más largas de su tipo y con más participantes desde la captura por Israel en 1967 de territorios que los palestinos reclaman como parte de un futuro estado en Cisjordania, el este de Jerusalén y la Franja de Gaza.

Englander dijo que 1.578 prisioneros participaron en la huelga de hambre en general y 834 concluyeron su ayuno el sábado. Dijo que 18 son tratados en hospitales.

Muchos israelíes ven a los prisioneros como terroristas y tienen poca simpatía por sus demandas. Más de 6.000 palestinos están en prisión actualmente por delitos vinculados con el conflicto israelo-palestino, por cargos desde lanzar piedras hasta posesión de armas y ataques que han matado y herido a soldados y civiles israelíes.

Los palestinos respaldaron a los huelguistas de hambre como héroes nacionales, disfrutando una rara pausa de las profundas divisiones entre dos grupos políticos rivales _ el islamista Hamas, que gobierna Gaza, y Fatah, el movimiento del presidente Mahmoud Abbas que administra los enclaves autónomos en Cisjordania. Los palestinos esperan que la protesta atraiga atención de la comunidad internacional en momentos en que la ocupación israelí se acerca a 50 años en junio.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.