JERUSALÉN (AP) — Israel revocó el domingo el permiso de ingreso de 200.000 palestinos aprobados por el mes sagrado del Ramadán debido a dos ataques simultáneos en la Vieja Ciudad de Jerusalén contra policías que dejaron como saldo una oficial muerta.

El organismo israelí de defensa COGAT, por sus siglas en inglés, publicó el anuncio en árabe en su página de Facebook. Por su parte, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que estaban preparándose para destruir las casas de los atacantes palestinos y destacó que reforzarán la seguridad en la entrada de la Ciudad Vieja, hogar de sitios sagrados para judíos, musulmanes y cristianos.

Tres palestinos armados con una pistola y cuchillos asaltaron a los policías el viernes por la tarde.

Al llegar rápidamente al lugar del primer ataque, un palestino apuñaló varias veces a la sargento Hadas Malka, de 23 años, antes de que los policías se dieran cuenta y abrieran fuego. El hombre murió a manos de la policía. Malka falleció en el hospital.

El Estado Islámico se adjudicó los dos ataques, pero dos grupos palestinos, Hamas y el Frente para la Liberación Palestina, rápidamente respondieron que los tres atacantes eran sus miembros y acusaron al grupo extremista de intentar socavar sus esfuerzos.

El primer ministro arremetió contra el líder palestino Mahmoud Abbas por no condenar el ataque.

Israel había autorizado permisos para 200.000 personas por el mes sagrado del Ramadán para que visitaran a sus familias y permitió el acceso a 100 residentes de Gaza para que pudieran asistir a las oraciones en la Mezquita Al-Aqsa de Jerusalén.

El COGAT informó que los permisos de visita estaban cancelados, sin embargo los que son para rezar permanecen.

Netanyahu pidió al mundo a que “exija el cese inmediato de los pagos de la Autoridad Palestina a las familias de terroristas, algo que solo alienta al terror”.

_____

El periodista de The Associated Press Mohammed Daraghmeh colaboró desde Ramala.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.