PARÍS (AP) — El presidente de Francia, Emmanuel Macron, justificó el miércoles la decisión de respaldar a dos ministros de su gobierno cuyas acciones pasadas entorpecen los esfuerzos del mandatario por limpiar la política.

Solo el sistema judicial, y no los reportes en medios de comunicación, pueden decidir sobre el procesamiento en los tribunales de las acciones del ministro de Cohesión Territorial, Richard Ferrand, y de la de Asuntos Europeos, Mareille de Sarnez, explicó Macron.

Macron destacó además la “necesidad de transparencia” en la política francesa, señaló el portavoz del gobierno galo, Christophe Castaner, a reporteros tras una reunión del ejecutivo.

El asunto supone un reto en el primer gran proyecto de Macron, un proyecto de ley sobre la “moral” en política.

Ferrand es sospechoso de prácticas empresariales que habrían beneficiado a su pareja, mientras que Sarnez forma parte de un grupo de investigados por el uso de los asistentes del Parlamento Europeo.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.