BROOKHAVEN, Mississippi, EE.UU. (AP) — Un familiar de varias de las víctimas de una matanza ocurrida en una zona rural de Mississippi _en la que murieron ocho personas, incluyendo el policía que trató de protegerlas_ se declaró “devastado”. Vincent Mitchell, cubriéndose el rostro con las manos y con voz quebrada frente a su casa humilde, trataba de entender cómo fue que una disputa familiar degeneró en semejante tragedia.

“Estoy devastado, no parece real”, dijo Mitchell poco después del arresto del esposo de su hijastra, Willie Corey Godbolt. “Él y mi hijastra habían estado un par de años sufriendo con eso de la violencia doméstica”.

Godbolt llegó a la casa de Mitchell en Bogue Chitto, un poblado del sur de Mississippi, poco antes de la medianoche del sábado, exigiendo que su esposa, de la cual estaba separado, le entregara sus dos hijos. La mujer y los chicos se estaban quedando con ellos las últimas tres semanas, dijo Mitchell a The Associated Press.

“Él vino a recoger a sus hijos y llamamos a la policía” y la policía le pidió que se retirara y al principio parecía que Godbolt acataría la orden, dijo Mitchell.

“Él hizo como si estuviera preparándose para irse, pero entonces tomó una pistola que tenía en el bolsillo de atrás y empezó a disparar a mansalva”, dijo Mitchell.

Mitchell dijo que logró escapar junto con la esposa de Godbolt, pero la esposa de Mitchell, la hermana de ella y una de las hijas de la esposa murieron. También perdió la vida William Durr, quien llevaba dos años con la policía. Las autoridades dicen que Godbolt huyó y mató a otras cuatro personas en otras dos viviendas.

Las autoridades dijeron el lunes que Godbolt tenía parentesco o conocía a todas las víctimas, con excepción de Durr. La agencia de investigaciones de Mississippi los identificó como: Barbara Mitchell, de 55 años; Brenda May, de 53; Tocarra May, de 35; un menor no identificado; un joven de 17 años no identificado; Ferral Burage, de 45; y Shelia Burage, de 46.

Warren Strain, portavoz de la agencia de investigaciones de Mississippi, dijo que Godbolt, de 35 años, sería acusado por asesinato, pero que es demasiado pronto como para determinar el motivo de los crímenes. Godbolt estaba el lunes hospitalizado en el Centro Médico de la Universidad de Mississippi, en Jackson, debido a una herida de bala.

Sin embargo, el mismo Godbolt pareció dar algún tipo de explicación sobre lo ocurrido, al hablar con reporteros cuando estaba esposado.

“No merezco vivir, no después de lo que hice”, dijo.

“Yo estaba teniendo una conversación con su padrastro y su mamá y con ella, mi esposa, respecto a que yo llevara a mis hijos a mi casa”, comentó. “Alguien llamó al policía, gente que ni siquiera vive en la casa. Eso es lo que ellos hacen: Intervienen”.

“Ellos le costaron la vida”, agregó, en referencia al parecer al policía. “Lo lamento”.

___

Los periodistas de The Associated Press Russ Bynum en Savannah, Georgia; Jeff Amy en Metairie, Luisiana y Justin Pritchard en Los Ángeles contribuyeron a este despacho.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.