CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Autoridades federales y estatales en México detuvieron a 60 personas y desarmaron a la policía local, por estar infiltrada por el crimen organizado, en Zihuatanejo, un destino turístico de la costa del Pacífico, informaron funcionarios el miércoles.

El vocero de seguridad estatal de Guerrero, Roberto Álvarez, dijo que las autoridades arrestaron el martes a tres agentes vinculados con el crimen organizado. También desarmaron a 42 hombres uniformados que portaban armas, pero no eran agentes de policía. Otros 15 agentes que habían fallado en pruebas de confianza aún portaban armas.

Familiares de algunos de los detenidos protestaron frente a la sede policial y se enfrentaron a los soldados.

Álvarez dijo que el ejército y la policía estatal se harán cargo de la seguridad pública en la ciudad hasta finalizada la investigación de toda la fuerza policial.

El miércoles, el gobernador Héctor Astudillo dijo a la televisora Milenio que hay una gran debilidad en las fuerzas policiales municipales y que los alcaldes deben asumir mayor responsabilidad.

Zihuatanejo ha sido una de las zonas más afectadas por la violencia que abarca buena parte del estado.

En el primer trimestre de 2017 la ciudad sufrió 30 homicidios, el doble que en el mismo período del año pasado.

Las policías estatales y las fuerzas armadas se han hecho cargo de las tareas policiales en varias ciudades del país donde las fuerzas de seguridad locales fueron disueltas debido a que estaban totalmente infiltradas por el crimen organizado.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.