SEÚL, Corea del Sur (AP) — Corea del Norte lanzó el lunes lo que pareció ser un misil balístico que cayó en aguas de la zona económica de Japón, denunciaron funcionarios surcoreanos y japoneses en el más reciente de una serie de lanzamientos registrados en momentos en que la nación del norte de la península busca construir misiles intercontinentales con ojiva nuclear capaces de llegar a territorio continental estadounidense.

El supuesto misil tipo Scud que fue lanzado desde el poblado costero de Wonsan recorrió cerca de 450 kilómetros (280 millas), declaró en un comunicado el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur. El misil balístico intercontinental (ICBM, por sus iniciales en inglés) cayó en aguas de la zona económica marítima exclusiva de Japón, señaló Yoshihide Suga, secretario de gabinete japonés. Agregó que no hubo reporte inmediato de daños a aviones o embarcaciones en el área.

Se cree que Corea del Norte aún está a varios años de su objetivo de ser capaz de atacar ciudades en la parte continental de Estados Unidos con un ICBM nuclear. El país asiático cuenta con un fuerte arsenal de misiles de corto y mediano alcance con el que puede atacar a Corea del Sur y a Japón, así como a fuerzas estadounidenses en la región, y trabaja para perfeccionar sus misiles de más largo alcance.

De momento la prensa estatal norcoreana no ha ofrecido comentarios. Pero un día antes, Corea del Norte indicó que su líder Kim Jong Un había atestiguado la prueba exitosa de un nuevo tipo de sistema de arma guiada contra aeronaves. El reporte no reveló cuándo se realizó la prueba.

Según la oficial Agencia Central de Noticias Coreana, Kim dijo tras la prueba que la capacidad del sistema de arma para detectar y rastrear objetivos había mejorado “notablemente” y también era más preciso. La agencia reportó que Kim ordenó a funcionarios que construyeran el sistema en masa y lo desplegaran en todo el país “para estropear por completo el sueño loco del enemigo de dominar el aire”.

Los programas nuclear y de misiles de Corea del Norte son quizá los retos más grandes de política exterior para los nuevos líderes de los aliados Washington y Seúl.

El presidente estadounidense Donald Trump ha alternado en sus declaraciones públicas belicosidad y adulación. Pero su gobierno aún trabaja para solidificar una política para hacer frente a las ambiciones nucleares de Corea del Norte.

Un nuevo presidente liberal surcoreano, Moon Jae-in, ha indicado que será flexible para ampliar el intercambio civil con Corea del Norte.

___

Los periodistas de The Associated Press Mari Yamaguchi y Kaori Hitomi contribuyeron a este despacho desde Tokio.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.