JERUSALÉN (AP) — Un dirigente palestino criticó duramente la decisión de Israel de sostener una reunión del gobierno en un lugar de Jerusalén sensible para las religiones judía y musulmana.

El gabinete del primer ministro Benjamin Netanyahu se reunió el domingo en unos túneles cerca de un lugar sensible de Jerusalén, para una sesión especial en conmemoración de la toma del sector oriental de la ciudad en la Guerra de los Seis Días de 1967.

El dirigente palestino Saeb Erekat calificó la sesión de “una provocación” que “envía un mensaje claro al pueblo palestino”.

La soberanía sobre ese lugar, que los judíos llaman Har Habayit (el Monte del Templo) y los árabes llaman Al-Haram Al-Sharif (el Noble Santuario), es la principal controversia que ha impedido un acuerdo entre Israel y los palestinos.

Cuando se excavó el túnel en 1996, estallaron protestas.

Israel considera que toda Jerusalén es su capital. Los palestinos desean el sector oriental como capital de un futuro estado.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.