LONDRES (AP) — Una encuesta de salida proyecta que el Partido Conservador de la primera ministra Theresa May obtendrá la mayor cantidad de escaños durante las elecciones británicas celebradas el jueves, pero podría no alcanzar los suficientes para lograr la mayoría parlamentaria.

De confirmarse, el resultado sería humillante para May, quien convocó a elecciones anticipadas con la esperanza de incrementar su mayoría y fortalecer la postura británica en las negociaciones para abandonar la Unión Europea. El plan parece haber sido contraproducente, y ella podría enfrentar presión para que renuncie.

La encuesta pronosticó que los conservadores obtendrán 314 escaños por 266 del Partido Laborista. Se proyectan 34 para el Partido Nacional Escocés y 14 para los Liberal Demócratas.

Un partido requiere de 326 escaños de los 650 en la Cámara de los Comunes para formar un gobierno de mayoría.

Basándose en entrevistas con los votantes que recién sufragaron en todo el país, la encuesta fue realizada para un consorcio de televisoras británicas y es reconocida como un indicador confiable, aunque no exacto, del posible resultado.

Durante las últimas elecciones, en 2015, los conservadores lograron mejores resultados de los que reveló la encuesta, y altos miembros del partido indicaron el jueves que adoptarán una postura de aguardar resultados.

“Es aún muy, muy temprano en la noche”, dijo el secretario de Irlanda del Norte, James Brokenshire. “La noche es muy joven para sacar conclusiones”.

El pronóstico es mucho mejor de lo previsto para el Partido Laborista de oposición, que se esperaba perdiera escaños bajo el líder de izquierda Jeremy Corbyn.

La encuesta se difundió después de que cerraron las casillas a las 10 de la noche (2100 GMT), con lo que se pone fin a una elección nacional realizada a la sombra de tres ataques letales en el mismo número de meses.

Los resultados se darán a conocer en las próximas horas.

En el último Parlamento, los conservadores tenían 330 escaños por 229 de los laboristas, 54 del Partido Nacional Escocés y nueve de los liberal demócratas.

May convocó a elecciones tres años antes de lo previsto, en una época en la que su partido gozaba de una sólida ventaja en las encuestas. Pero los ataques que dejaron 30 muertos en Manchester y Londres obligaron a suspender las campañas en dos ocasiones y enviaron oleadas de ansiedad por todo el país, lo que obligó a May a defender el historial de su partido en el combate al terrorismo.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.