PARÍS (AP) — Cualquier persona que haya visto o jugado alguna vez un partido de tenis en cualquier nivel sabe que el apretón de manos que se dan los contrincantes ante la red al final de un duelo es algo fundamental en este deporte.

Así, se volvió noticia al instante un jugador que, tras perder un encuentro en el Abierto de Francia, se negó a dar el apretón de manos a su rival el martes.

El francés Laurent Lokoli cayó por 7-6 (4), 6-3, 4-6, 0-6, 6-4 ante el eslovaco Martin Klizan y, en vez de dirigirse a la red para cumplir con el rito, se dirigió a un costado de la cancha, dispuesto a guardar sus pertenencias.

Klizan, 50mo del ranking, fue hacia el lugar donde se encontraba su adversario y le extendió la mano. Lokoli, 258 del mundo y quien juega este certamen por una invitación de los organizadores, agitó una mano para exigirle que se marchara.

Lokoli negó ser un mal perdedor. Explicó que no quiso darle la mano al eslovaco pues había fingido una lesión durante el partido y se mostró “irrespetuoso” durante varios momentos del mismo.

“Simplemente tengo problemas con su actitud”, dijo Lokoli. “No jugó limpio. Eso es todo”.

Klizan enfrentará al británico Andy Murray en la siguiente ronda.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.