WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump denunció el jueves el nombramiento de un fiscal especial para investigar los vínculos de su campaña con Rusia. Dijo varias veces que eso era una “cacería de brujas” sin precedentes que “daña a nuestro país terriblemente”.

Mientras Trump volvía a arremeter, sus copartidarios republicanos dijeron tener esperanzas de que el nombramiento de Robert Mueller traiga de nuevo un poco de calma a la capital que ha caído en caos.

Un día después de que Mueller, exdirector del FBI, fue designado para dirigir la investigación independiente, el subsecretario de Justicia Rod Rosenstein compareció ante el pleno del Senado a puertas cerradas. Legisladores de ambos partidos querían interrogarlos sobre el despido del director del FBI James Comey. Trump despidió a Comey la semana pasada, lo cual fue seguido por alegatos de que el presidente compartió secretos con funcionarios rusos y trató de evitar que Comey investigara al exasesor de seguridad nacional Michael Flynn.

“Nos vamos a deshacer del humo y veremos cuáles son los verdaderos problemas”, dijo el senador Tim Scott, republicano de Carolina del Sur. “Creo que el fiscal especial da un aire de calma y confianza quizás para el pueblo estadounidense, lo cual es increíblemente importante”.

Trump estuvo en fuerte desacuerdo. El nombramiento de Mueller, dijo en una reunión con presentadores de noticias, “daña a nuestro país terriblemente”.

Agregó que “muestra que estamos dividido, confundidos, no un país unido” y es “una cosa muy, muy negativa”.

Volvió a recalcar su punto durante una conferencia de prensa conjunta con el presidente de Colombia Juan Manuel Santos. Describió el desarrollo como una distracción.

“Bueno, respeto la decisión, pero toda esta cosa ha sido una cacería de brujas”, puntualizó, insistiendo que “no ha habido conspiración” entre su campaña y Rusia.

“Estoy de acuerdo con lo que la gente quiera hacer”, agregó. “Pero tenemos que volver a dirigir a este país muy, muy bien”.

El departamento de Justicia anunció el miércoles que otorgó amplio poder a Mueller para investigar la interferencia rusa en la campaña presidencial del 2016, incluyendo los potenciales vínculos entre Moscú e integrantes de la campaña de Trump. Mueller también tendrá autoridad para presentar cargos por delitos que descubra.

El sorpresivo nombramiento de un funcionario del orden que goza de amplio respeto en todo el espectro político fue un giro notable para el Departamento de Justicia de Trump, que había resistido el clamor de los demócratas de que designara un procurador independiente. También aumentó inmediatamente la apuesta legal y el potencial daño político para el mandatario.

“¡Esta la más grande cacería de brujas de un político en la historia de Estados Unidos!”, tuiteó Trump, desconociendo los esfuerzos de destitución y ataques verbales que se han hecho antes contra presidentes y dirigentes políticos.

___

Contribuyeron a este despacho los reporteros de The Associated Press Deb Riechmann, Eileen Sullivan, Matthew Daly y Mary Clare Jalonick.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.