CINCINNATI, Ohio, EE.UU. (AP) — El presidente Donald Trump aprovechó el río Ohio como fondo para dar un discurso el miércoles sobre la mejora de carreteras, puentes y canales, y de paso exhortó al Senado a seguir los pasos de la cámara baja y aprobar una reforma al sistema de salud.

“Ahora le toca actuar al Senado”, dijo Trump tras reunirse a bordo del avión Air Force One con un par de familias que la Casa Blanca describió como “víctimas” de la ley de salud del expresidente Barack Obama y que el presidente y los republicanos del Congreso quieren revocar y reemplazar.

Trump dijo que las familias, una de Ohio y la otra de Kentucky, están “perturbadas” al igual que millones de otros consumidores que enfrentan primas que suben de precio y opciones limitadas de cobertura de salud.

“Obamacare se está viniendo abajo y los problemas solo empeorarán si el Congreso no actúa”, dijo Trump.

Ahora que la Casa Blanca trata de volver a enfocar la atención en la agenda legislativa de Trump, el presidente viajó a la marina Rivertowne en Cincinnati para presentar su caso en favor de reparar diques, presas, puertos y esclusas deteriorados, como parte de su plan de revitalizar obras públicas.

La Casa Blanca todavía no ha dado detalles del plan, que espera logra en gran parte a través de alianzas entre el sector público y privado. Ha propuesto financiar las mejoras con 200.000 millones en exenciones tributarias durante nueve años que, en teoría, dejaría a las infraestructuras con un valor de un billón.

El discurso ocurrirá un día antes de que el exdirector del FBI testifique ante el Congreso y mientras la Casa Blanca enfrenta nuevos alegatos sobre posibles esfuerzos del presidente para influir la investigación sobre potenciales vínculos entre su campaña presidencial y Rusia. Trump ha negado los alegatos y ha dicho que las historias sobre Moscú son “noticias falsas”.

____

Siga a Jill Colvin en https://twitter.com/colvinj

NO COMMENTS

Leave a Reply

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.